Cuando iniciamos este proyecto nos centramos en dos cosas: la seguridad y la comodidad de los animales de compañía con los que viajamos.

En cuanto tuvimos claro el tema de su seguridad en el coche nos centramos en la comodidad y en sus necesidades.

Podríamos haber cogido una furgoneta grande y transportar varios perros a la vez, siempre siguiendo las normas de seguridad. Pero, a nuestro parecer, llenar la furgoneta de perros que no se conocen no era el servicio que queríamos ofrecer. Hacerlo así nos hubiera permitido facturar más, pero no era que lo deseábamos.

Sabemos que algunas personas creen que nuestra tarifa es cara, pero es importante tener en cuenta que el viaje que realizamos es única y exclusivamente para el “peludo”.

 

Para nosotros los animales de compañía forman parte de nuestra familia; son uno más. Y, por suerte, vamos siendo más lo que pensamos así. No es sólo un perro o un gato. A ti te gusta viajar bien, cómodo, poder estirar las piernas, ir al baño, beber y comer algo cuando tu cuerpo te lo pide. ¿Y a tu perro? Si pudiera hablar ¿Qué crees que te diría? Sólo necesita seguridad, calma y comodidad.

Cuando suben a un vehículo no saben a dónde irán ni cuánto tardarán en llegar. Simplemente asocian el coche a las experiencias vividas. Por eso es tan importante ayudarles a sobrellevar el trayecto de una manera tranquila y relajada.

Viajamos sin jaulas, con un “peludo” por trayecto y paramos cada 2 horas para darle las atenciones que necesite.

🐾 🐾